Guía
Guía Básica de Conservación de Arte
1. Control de Plagas

No intentes limpiar tus piezas con materiales orgánicos (Cebolla, papa, aceite de linaza, etc. porque atraen plagas que se alimentan de ellos)

2. Control de Temperatura

Luz natural: Evita luz solar directa, fíltrala con cortinas.

Luz Artificial: De preferencia utiliza Iluminación fría: con focos de halógeno de baja intensidad.

Luz incandescente: los focos “normales” emiten calor: utilízalos de manera indirecta, y al menos a una distancia de 1m.

Fuentes de Calor: Evita poner tus piezas cerca de radiadores, chimeneas, calentadores, ventanas asoleadas, etc.

 3. Control de Humedad

Revisa regularmente rastros de humedad y escurrimientos en los muros, y mantén ventiladas las zonas de guardado.

4. Almacenaje

Evita apilar sin empacar las cosas. Cuida las envolturas de las piezas: Protegiendo las partes blandas y cubriendo las esquinas. Sella las uniones con cinta adhesiva gruesa. Cuida que el adhesivo de la envoltura no se pegue directamente sobre la obra. Aísla con plástico el cartón de protección para evitar que haga contacto con la pieza. En las zonas de guardado evita almacenar limpiadores, detergentes, solventes, y en general cualquier líquido. En caso de humedad excesiva, utiliza Gel Deshumidificador.

5. Traslado

Empaca correctamente. Procura acomodar las piezas horizontalmente.

Si van en sentido vertical, acomódalas cara con cara, cuidando que las esquinas no afecten las piezas contiguas. Sujeta las piezas para evitar choques y vibraciones.